domingo, 30 de noviembre de 2014

Los tanques soviéticos como instrumento de represión




La costumbre de reprimir las protestas civiles sacando los tanques por las calles la iniciaron los soviéticos allá por los años cincuenta, tras la muerte de Stalin. Desde entonces, la imagen de sus tanques empleados para destrozar manifestaciones, huelgas, protestas y revueltas varias se ha repetido una y otra vez. Me refiero a los tanques diseñados y fabricados en la URSS, ya fueran utilizados por los propios soviéticos para estos menesteres o por sus regímenes aliados, a los que, o bien les vendían los cacharros, o bien la licencia para fabricarlos.

Yo diría que los tanques de origen soviético son los que más se han usado en esto, en someter a los que salen a protestar o a tratar de cambiar las cosas. Y si tenemos en cuenta que quienes los han empleado así, contra su propia gente, han sido las dictaduras comunistas y sus aliados, resulta paradójico que, a la vez, los comunistas de los países occidentales hayan sido siempre tan fervientemente pacifistas. Sé que existen excepciones a lo que digo, pero son eso, excepciones.

Veamos algunos ejemplos. Y que conste que no están todos los que son:



Tanques T-34 soviéticos, Berlín, 1953



Tanques T-34 polacos, Poznań, 1956



Tanques IS-3 y T-34 soviéticos, Budapest, 1956



Tanques T-54 soviéticos, Budapest, 1956







Tanques T-55 soviéticos, Praga, 1968



Tanques T-55 polacos, Polonia, 1981



Tanques Tipo 59, versión china del T-54 soviético, Pekín, 1989



Tanque T-55 libio, Bengasi, 2011





Tanques T-72 gadafistas, Libia, 2011





Tanques T-55, Siria, 2011



Tanques T-62, Siria, 2011



Tanques T-72, Siria, 2011


No hay comentarios:

Publicar un comentario