martes, 30 de enero de 2018

La banca ética y las sectas (y Podemos)



Hola, amigos.

Igual ya estabais enterados, pero yo no. Resulta que la banca ética más famosa, Triodos Bank, está directamente relacionada con una secta: la antroposofía.

La antroposofía es una invención de un charlatán llamado Rudolf Steiner



Y para que os hagáis una idea de qué va la vaina, os dejo unos párrafos de lo que cuenta la Wikipedia sobre la medicina antroposófica:

La sangre se mueve sola: el corazón no la bombea

Steiner afirmaba que la sangre es impulsada por sí misma, por su propia dinámica biológica, y se impulsa inducida por «momentos del corazón». Daba como ejemplo el descubrimiento de un embrión femenino que ―según Steiner― vivió hasta el final sin corazón.

Minimizar la prescripción de medicamentos

Los médicos antroposóficos se oponen al uso de medicamentos, especialmente antibióticos, antipiréticos y psicofármacos, y rechazan totalmente la vacunación.​ Algunos niños tratados por ellos están vacunados solo contra el tétanos y la poliomielitis.

(...)

Controversia

La crítica más específica a este tipo de medicina surge de la oposición de los practicantes de la antroposófica a la inmunización, y por ende, a las vacunas. Un estudio en niños de Suecia pertenecientes a escuelas antroposóficas muestra que solo el 18 % recibió la vacuna triple vírica, en comparación con el 98 % de los colegios convencionales.

En 2003, en Coburgo (Alemania) se identificó que el foco de origen de una epidemia de sarampión se encontraba en un colegio antroposófico Waldorf para niños.


Steiner también fue el creador de las escuelas Waldorf. Si queréis más información sobre Steiner, la antroposofía y demás, podéis leerla aquí. Y como pone ahí:

¿De verdad es Triodos parte de la antroposofía?

Este debate es artificial. Triodos nunca ha ocultado su relación con este movimiento ocultista, simplemente lo disimula y no lo anuncia demasiado, pero tampoco parecen avergonzarse de ello. Incluso en sus comentarios sobre esta entrada en un sitio privado de evaluación de páginas Web (y sin haberme escrito sobre la entrada), los representantes de Triodos aseguran que esta entrada no dice "nada nuevo" sobre el origen del banco. Aún así, algunos datos más:

Del preámbulo del acta fundacional que cualquiera puede descargar y consultar traduzco: "Triodos Bank está -de modo totalmente libre- asociado con la filosofía iniciada por Rudolf Steiner, la antroposofía, cuyo movimiento representa un principio clave para el trabajo de Triodos Bank".



¿Más pruebas de la relación entre Triodos y la antroposofía? Conozcamos a Joan Antoni Melé según lo que dice su propia web:

(Barcelona, 1951) Conferenciante y formador sobre valores, fundador de la empresa Taller de Conciencia, miembro del Consejo Asesor de Triodos Bank, Asesor de la Cámara de Emprendedores y Empresarios de Cataluña, promotor de la banca ética en España y Latinoamérica y autor de los libros Dinero y conciencia y La Economía explicada a los jóvenes.

Biografía

Con más de 35 años de experiencia profesional en el sector de la banca, ha sido subdirector general de Triodos Bank en España, miembro de su Comité Ejecutivo y vicepresidente de la Fundación Triodos. En enero de 2015 renunció a su cargo para promover la banca ética por América Latina y dedicarse de lleno a su labor divulgativa sobre temas de economía consciente, empresas sostenibles y educación en valores, aunque sigue manteniendo una estrecha colaboración con Triodos Bank como formador y miembro del Consejo Asesor.


El tipo da charlas sobre antroposofía:



Aquí lo tenéis entrevistado por Jordi Évole:



Aquí por Buenafuente:



Y aquí, a partir del minuto 27, negando la teoría de la evolución:



De hecho, no pocos de los fundadores y directivos de Triodos han ocupado altos cargos en las instituciones de la secta antroposófica: Max Rutgers van Rozenburg, miembro del Consejo de la Sociedad Antroposófica en los Países Bajos y presidente del Consejo del Centro de Tratamiento para la Medicina Integrativa (o Antroposófica); Marjatta van Boeschoten, secretaria general de la Sociedad Anroposófica en el Reino Unido; Luis Espiga, miembro del Consejo de la Fundación Rudolf Steiner en España; Josephine de Zwaan, antigua directiva de Weleda –empresa fundada por Steiner- y de la Asociación Holandesa de las Escuelas Waldorf; o Mathieu van del Hoogenband, miembro del Consejo Asesor de la Facultad de Medicina Antroposófica de la universidad privada de Witten/Herdecke, Alemania.

De todo esto y mucho más me he ido enterando al leer el muy recomendable libro de Mauricio-José Schwarz, «La izquierda Feng-Shui. Cuando la ciencia y la razón dejaron de ser progres» (Ariel, 2017). 



Triodos, como Fiare, adquirieron fama por ser los bancos elegidos por Podemos para gestionar las donaciones y préstamos que reciben de sus simpatizantes. Dice Schwarz al respecto (pp. 69-70, las negritas son mías):

Las empresas que nacieron a la sombra de la antroposofía, ya fueran creadas por Steiner o por sus herederos en sus varias fundaciones, requerían su propia banca con la que financiar sus actividades. Para ello, en 1936 fundaron el RSF Social Finance – las siglas RSF, en inglés, corresponden a la Fundación Rudolph Steiner -, que opera como banco desde 1984; a él se sumaron en 1974, las instituciones financieras GLS, en Bochum (Alemania), y Mercury Provident, en Gran Bretaña. Fueron las tres predecesoras del más conocido Triodos Bank, creado en 1980 y que se fusionó con Mercury Provident en 1995. El objetivo de esta banca es promover sus creencias místicas, apoyar a quiénes de alguna manera coinciden con su visión de la «superación del hombre para ulteriores reencarnaciones». Y, de modo relevante, servir como fuente de financiamiento barato para emprendimientos antroposóficos como las escuelas Waldorf. Y Triodos lo consigue pagando a sus clientes algunas de las tasas de interés más bajas del mercado por sus ahorros: un depósito a un año en Triodos Bank rendía en 2016 un 0,15 % TAE (tasa anual efectiva), frente a una media del 0,35 % del mercado bancario y hasta el 1,5 % que ofrecían algunas entidades. La diferencia no es trivial.

Pero Triodos se define como «banca ética» y eso seduce a mucha gente de elevados ideales que no se ocupa de investigar si está ayudando a financiar los proyectos de una secta o denominación religiosa. En España, por ejemplo, es el caso del partido Podemos y sus diversos nombres y marcas locales, de orígenes leninistas y prácticas populistas, que han canalizado decenas, cientos de miles de euros en donaciones a través de Triodos, donde también tienen o han tenido cuentas su defenestrado fundador Juan Carlos Monedero y varios de sus dirigentes

La idea de la banca ética se apropia de todas las palabras clave del buen rollo: ecológica, natural, apoyo a discapacitados, integración social, cooperación al desarrollo, sostenibilidad, comercio justo, rechazo de las motivaciones monetarias, respeto al medio ambiente, a la diversidad sexual y un largo etcétera. Todo parece dar al disconforme social una oportunidad de seguir en el sistema bancario pero sin hacer ganar dinero a los bancos tradicionales, a los que ve – en este caso, no erradamente por completo – como responsables de las desgracias del siglo XXI.

Eso sí, a la hora de desahuciar a quienes no pagan la hipoteca, Triodos no se diferencia en nada de todos los demás bancos, salvo en que sus acciones reciben menos publicidad en los medios  

Lo más curioso es que Triodos intenta ocultar o minimizar sus relaciones con la antroposofía, del mismo modo en que otro banco ético español, Fiare, es tremendamente discreto respecto a que sus fundadores fueron mayormente diócesis católicas, lo que puede no caer muy bien a sus clientes de la izquierda. En ese intento de mantener al público desinformado, Triodos llegó a amenazar con acciones legales en 2013 para pedir a la empresa Blogger que retirara una entrada de mi blog «El retorno de los charlatanes» en la que analizaba los principios y afirmaciones de la educación Waldorf 
Las acciones legales nunca se materializaron, pero la entrada censurada «El ataque a la educación y las escuelas Waldorf» fue reproducida en veinticinco sitios web distintos. En resumen, acabaron promoviendo precisamente lo que pretendían reprimir: la difusión de información incómoda sobre las creencias steineritas. Lo que resultaba llamativo era que Triodos, que niega cualquier relación con la antroposofía, Weleda, Demeter o la educación Waldorf, presionara para censurar un texto precisamente sobre esta última práctica. Alguien comentó, aunque sólo es un rumor, que les había molestado que, a raíz de una entrada anterior titulada «Antroposofía, la secta y su banco (Triodos)», el muy alternativo Partido Pirata de España les retirara su cuenta bancaria 


En cuanto a Fiare, fue creada por la Iglesia vasca, aunque no lo diga en su web. De esta falta de transparencia (y de la conexión de Triodos con la antroposofía) también se da cuenta en el Blog Salmón:

Y en el orígen de Fiare...la Iglesia

Cuando se habla de Fiare como la banca de los indignados uno se sonríe (y no soy el único). El proyecto Fiare tiene su origen en la Fundación Fiare (Fundación Inversión y Ahorro Responsable), constituida en el 2003 en Bilbao. Pero, quienes fueron los promotores de esta Fundación, de dónde surge...

Pues de la Iglesia Católica, de movimientos y personas vinculadas a la misma. Hablo de organizaciones de base pero también de estructuras pertenecientes la jerarquía oficial. Ese origen perdura en el proyecto, por mucho que se hayan unido organizaciones y personas ajenas al mismo. O mucho me equivoco, o las riendas del proyecto Fiare siguen en mano de las mismas personas.

Fiare se presenta así:

Una red de personas y organizaciones con vocación de crear alternativas dentro del mercado financiero para construir una economía con otros valores al servicio de una sociedad más justa.

¿por qué no se hace ninguna referencia en la web al orígen de Fiare, a quién lo impulsa, a quién lo esta gestionando. Me parece un ejercicio de escasa transparencia, y que deja en mal lugar cuando ellos acusan de otro tanto a la banca tradicional.

Los planes iniciales de Fiare

Decir que Fiare busca hacer banca "ética" es fácil. Lo que es un poco más complejo es decir cómo. Voy a tratar de simplificarlo sin entrar en tecnicismos, y teniendo en cuenta que el proyecto Fiare ha variado ligeramente desde sus inicios, al menos según lo que tengo entendido.

Fiare apostó por la creación de una entidad de banca "ética" plenamente operativa. El modelo por el que apuesta es el modelo cooperativo. En definitiva, una cooperativa de crédito con ficha bancaria.

Para ello, inició un periodo de captación de capital, de socios aportantes a esa cooperativa en constitución. La idea era integrar dicha cooperativa en una futura cooperativa europea junto con Banca Popolare Etica y La Nef, dos entidades "éticas" que operaban en Italia y Francia, respectivamente. BPE comparte el mismo origen que católico que Fiare, mientras que La Nef tiene vinculaciones con el movimiento antroposófico que ya nos sonará a las que conocemos Triodos.


Termino con unas palabras de Schwarz dedicadas a la antroposofía y las empresas nacidas a su sombra:

“Así, una multinacional de la charlatanería, con un inmenso poder económico y una enorme presencia en varios sectores políticos y sociales, consigue en general volar bajo los radares de la atención del público, viviendo en gran medida de la izquierda feng-shui”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario