domingo, 24 de febrero de 2013

El color de los dientes



Tooht painting 22, de Ruth Borum


-Verá, doctor, quiero tener los dientes multicolores.
-¿Cómo dice?
-Lo que oye. Quiero que mi boca sea multicolor, como el país de la abeja Maya, como la bandera del orgullo gay. Aunque no soy lesbiana, no crea. Es para que haga contraste con la boca de mi marido, que tiene los dientes en blanco y negro. Es que él es una persona muy antigua, siempre vive en el pasado, y es muy aficionado a la Historia y esas cosas. Bueno, también es que fuma mucho. Dígame, ¿es posible lo que le pido?
-Bueno. Lo que no sé es cómo se lo vamos a presupuestar, pero en fin…
-Eso sí, quiero que me quede muy estético, ¿eh? Y necesitaré un certificado de garantía y un informe con la composición detallada de todos los materiales que utilice, que mi salud es lo primero. Es que soy alérgica a todo.
-Claro, por supuesto.
-Por cierto, ¿qué tal va  el Ambi Pur para el mal aliento? Es que se lo he echado en la boca a mi marido, porque le apesta. Es algo horroroso. Bueno, también es verdad que cada vez le soporto menos, y he mezclado el Ambi Pur con lejía, a ver si así de paso le blanqueaba un poco los dientes, que me dan un asco… Y después ya no decía nada. Es gracioso, ¿verdad, doctor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada