sábado, 12 de marzo de 2016

Te lo dije



Orestes perseguido por las Furias, de William-Adolphe Bouguereau


Ah, qué sería de nosotros, pobres infelices, sin esas personas dedicadas permanentemente a decirnos lo que tenemos que hacer.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada