domingo, 4 de octubre de 2015

Tu propio negocio (II)


 

Gary Cooper en la película Solo ante el peligro (1952), de Fred Zinnemann


Tranquilo, ten paciencia; esto es difícil solo al principio, ya lo verás, me dicen. Mientras tanto, sigo esquivando las balas a duras penas y sin saber hacia dónde disparar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada