lunes, 21 de septiembre de 2015

El maltrato




-Buenas. Me gustaría saber cuánto me costaría despreciarle, humillarle, gritarle o insultarle un rato.
-Oh, por favor, nada en absoluto. Encima de que se toma la molestia.
-Ah, perfecto. Pues vamos allá.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada