sábado, 22 de noviembre de 2014

El arte de boicotearse




Imaginemos que, en esa memorable secuencia, hubiese sido el propio Indiana Jones quien se hubiera puesto toda esa serie de trampas a sí mismo. De locos, ¿verdad? Pues así es a veces mi vida.


5 comentarios:

  1. Mira, Pedro, yo también tuve un blog, pero murió de inanición...
    http://cucurruqui.blogspot.com.es/
    Lo de locos, no lo sé, pero seguro que de hombres blancos caucasianos sí que es.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Javier, ya he añadido tu blog a la lista de los molones, a ver si lo resucitamos ;)

    ResponderEliminar
  3. El arte de boicotearse o cómo putearse a sí mismo. San Masoca Tolomeo 3.14 Versículo 5

    ResponderEliminar