sábado, 30 de noviembre de 2013

Es cuestión de creencias (I)



Napoleón en su trono imperial, de Jean-Auguste-Dominique Ingres


-Buenos días, soy Napoleón y vengo a reclutarle para conquistar Europa.
-¿Napoleón? ¿Qué Napoleón?
-Napoleón Bonaparte.
-Sí, claro. No me creo que usted sea Napoleón. Demuéstremelo.
-Debería usted demostrar que no lo soy, más bien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada