miércoles, 25 de septiembre de 2013

La mala educación




Una mujer y su hija adolescente en la consulta del dentista. La mujer le reprocha con vehemencia a su hija que no se lave bien los dientes. Mientras tanto, de las axilas de la madre se desprende un intenso olor nauseabundo, perceptible a varios metros de distancia. “Es que contigo no hay manera, de verdad”, insiste la mujer en tanto su fuerte olor corporal va inundándolo todo...

 

4 comentarios:

  1. Y de tal palo, tal astilla. Menos mal que no era inglesa, si no, el dentista palma fijo...jaja

    ResponderEliminar
  2. Yo me imagino a las dos saliendo de la consulta del ginecólogo, para la madre, y a la hija reprochándole el tema de los olores en voz vien alta :D

    ResponderEliminar